viernes, 25 de mayo de 2012

Temporada 2: Capitulo N° 2 " Cómplice Eterno"

"Mi cuerpo tiembla esto va a pasar, mejor otro que no me haga sufrir mas, pero contigo me siento tan bien casi casi siempre, aun que no hoy ni ayer", nuevamente su hermosa voz salio y cada vez la canción que canta me llega en cierto sentido "Ya no somos los de antes..." me fui a mi habitación a descansar, quiero dejar de pensar por un momento... tal vez por siempre y vivir de la incertidumbre...
Narras Tú:
A la mañana siguiente, me levante a una hora regular, ni muy temprano, ni tarde, hice mi meditación de la mañana. Después de eso, tome una ducha, me puse:
Decidí bajar a la sala a prepararme algo de para comer, me fije que en el living no había nadie, un poco raro, pero no le tome mucha importancia, cuando llegue al marco de la puerta de la cocina, me di cuenta de que tampoco había nadie, pero si había una nota en la mesa: "Fuimos al supermercado a hacer las compras del mes, almuercen ustedes, es seguro que llegaremos en la tarde, los aman, Gordon y Simone". Será creo que tocará cocinar a mi... ¿Qué puedo hacer?, tiene que ser vegetariano, por lo chicos...mmm... no lo sé... ¿Les gustará el sushi?, mejor espero para cuando despierten y les pregunto, preparare mi desayuno, busquemos lo primero algo sencillo, mira cereales, ¿Qué mejor?...
Delicioso desayuno, ordenare y limpiaré un poco la cocina, se que los chicos son un poco sucios, así para que ellos limpien lo que ocupen, de la nada sentí unos pasos desde la escalera, al darme cuenta vi que era Tom... Los dos nos quedamos mirando unos segundos, que para mi fueron eternos.
Tu: ¡Hola Tom!, ¿Como amaneciste? - le sonreí, para dejar pasar esa tensión de hace poco.
Tom: bien, gracias, ¿Y tú? - me miro.
Tu: bastante bien, gracias - le mire sus manos - este... Simone y Gordon volverán en la tarde y dejaron una nota diciendo que nosotros tendríamos que prepararnos nuestro almuerzo - lo quede mirando.
Tom: okey, tendremos que hacerlo - me miro nuevamente.
Tu: tenía en mente hacer sushi, pero, ¿Les gusta a Bill y a ti? - lo mire dudosa.
Tom: nos encanta, así que no hay problema - me sonrió.
Tu: excelente, empezaré a prepararlo - me di vuelta feliz.
Tom: sentí como se aproximo más mi - ¿Donde aprendiste a hacerlos? - me miro dudoso.
Tu: en Japón, uno de mis amigos me enseño, dijo que era muy fácil y le pedí que me enseñará, se podría decir que esa fue la forma - le sonreí.

Tom: ¡Ouh! - suspiro - bueno creo que me haré el desayuno, quedo de espaldas a mi.
Tu: yo vuelvo inmediato, iré a buscar unas cosas - lo mire.
Subí a mi pieza y cerré la puerta, necesitaba controlar mi respiración y  mis pensamientos. Es obvio el por que nos hablamos así, ¿O no?, bueno hay que hacer el mejor esfuerzo en esto, no te puedes mostrar débil. Tomé mi pequeño parlante y mi Iphone, al bajar me encontré con Tom en la sala de estar tomando lo mismo que yo de desayuno, seguí mi camino. Coloque las cosas encima de la mesa desocupada y que no ocuparía, prendí y enchufe el pequeño parlante y celular, busque entre la lista de canciones...
"Te propongo que hagamos un trato, un pacto que selle nuestro secreto" , es una hermosa canción prepare los ingredientes y seguí en mis cosas...
Narra Tom:
Me desconcertó un ruido suave, provenía de la cocina, me acerque un poco más y puede escuchar mejor "Y te propongo que lo pienses dos veces, que te tomes tu tiempo, que lo hagamos lento, como dios hizo al cielo, para que sea perfecto, y si me pides que yo te haga mujer, me pides que sea tu cómplice eterno, tu verdugo de niña, tu platónico amor", me recuerda algo, pero se su nombre correctamente... Piensa Tom, ¿Qué es lo que te recuerda?, ¿Eterno?... claro (tu apodo), en algún momento, en donde estuvimos juntos, ella me dijo que era su cómplice eterno, fue una noche bonita aquella. La seguí mirando de espalda, me di cuenta que en su espalda había algo más oscuro que de lo normal, era como rosado, a (tu apodo), nunca le gusto el rosado, así que es raro. De la nada llego Bill a mi lado.
Bill: ¿ Qué miras tonto? - se río de mi y lo dijo en un tono que solo yo podía escucharlo.
Tom: mírale la espalda a (tu apodo) - lo miré.
Bill: no soy un pervertido como tú - río.
Tom: es verdad Bill, mírale la espalda y entenderás - lo regañe.
Pude ver como la mirada de mi hermano se fue a la espalda de (tu apodo) y quedo impresionado.
Bill: ¡Wow!, ¿(tu apodo)?, ¿Qué tienes en la espalda? - le dijo fuerte.
Tu: ¡Oh!, ¡Bill!, ¿ Cómo estas? - le sonrío.
Bill. bien gracias, ¿Pero que tienes allá atrás? - se acercó a ella.
Tu: ¿En la espalda?, ¡Ah! es un tatuaje - sonrío.
Bill: ¿QUÉ?, a verlo - su cara se ilumino.
Tu: okey, sube la polera - se río (tu apodo)
Bill: ¡Wow! es hermoso - le toco despacio la zona que abarcaba el tatuaje - ¿Cuando te lo hiciste y donde?
Tu: bueno, tuve muchas dudas en al hacérmelo, pero después me convencí de que de verdad me gustaba, fue alrededor de un mes y medio, y en Japón, de allá saque la inspiración - sonrió muy feliz.
El tatuaje de (tu apodo), era un árbol de hojas rosadas, que abarcaba casi toda la espalda.
    

Bill y (tu apodo), siguieron conversando, yo solo me aleje y me fui a mi habitación, ahí me tire en mi cama, mirando el techo, y pensé, ¿Por qué (tu apodo), habrá cambiado tanto?, su pelo, su cara, el maquillaje, los piercings y el tatuaje, es como si no fuera la (tu apodo) que conocí, la tímida chica con la que me enfrente al ver su cuerpo, la dulce mujer que conocí, que desbordaba ternura y felicidad, ¿Qué le paso a mi pequeña?, esos cambios... todavía no me acostumbro y será duro... Toc-toc, fue el sonido que me saco de mis enfrascados pensamientos.
Tom: ¡Pase! - grite - ¿Eres tú Bill?
Tu: lamento decepcionarte, pero soy yo - cerro un poco la puerta.
Tom: no te preocupes - le trate de sonreír.
Tu: ¿Estas enojado conmigo?, ¿Hice algo que te molesto? - me miro preocupada.
Tom: no para nada, ¿Por qué lo habría? - reí.
Tu: es que como saliste de la cocina sin decir nada, me preocupe - dijo con la mirada hacia abajo.
Tom: no, nada me molesto - le sonreí.
Tu: okey, gracias - me miro - bueno seguiré cocinando.
Tom: espera, ¿Por qué cambiaste? - la quede mirando fijamente.
Tu: por que era lo mejor Tom, nunca pensé en volver a la misma casa, y verás para mi fue difícil, esos meses en donde viaje conocí distintas perspectivas y me hicieron cambiar, no quiero volver a sufrir como ya lo hice, no quiero volver a lo mismo y en sí el tatuaje me recuerda eso... - sonrió.
Tom:...



Se que ha pasado tiempo pero estoy en colapso, las próximas tres semanas tengo las pruebas semestrales y trabajos, por eso no había escrito, les pido disculpas, quien dijo que tercero de enseñanza media es facil, por dios que es bueno, espero que les guste el capitulo, creo haberlo hecho bastante largo, para que lo disfruten mucho, las amo, comenten por favor <3

jueves, 22 de marzo de 2012

Temporada 2°: Capitulo N° 1 "Que Sería"

Hoy mamá, anda como loca, habla de una cena, que llega alguien muy importante, le pregunte quien era, pero no me quiso decir, bueno, mejor la dejo hacer lo que quiera, hoy saldré toda la tarde con un chica, tal vez pase algo más, ¿Por qué dudo de eso?, sé que pasara…
Voy un poco tarde a casa, pero un problema, se me presento, si saben a lo que me refiero, fue una tarde increíble, ayer también lo fue con Christina y hoy con Samantha. Cuando llegue a casa, guarde mi auto y entre a casa, mi familia estaba amontonada en el sillón grande, además riendo.
Tom: ¡Hola Familia! – dije un poco fuerte.
Simone: hijo, al fin llegas, ¿Por qué se te ocurre llegar tarde hoy? – me regaño y me beso la mejilla, si mi mamá puede ser un poco bipolar.
Tom: lo siento ma’ pero se me presento algo – reí.
Simone: mejor ve a saludar a la invitada – sonrió.
Tom: ¿Y es guapa? – la mire.
Simone: por supuesto, es hermosa – sonrió.
Tal vez una nueva conquista, esto me gusta, me acerque al sillón y vi una figura, muy linda, una cintura delgada, unas caderas más o menos grandes, no quiero imaginar como debe ser su cara.
Bill: ¡Tom!, ¡Que bueno que llegaste! – me miro mi hermano – a no crees quien esta, vamos (tu apodo), date vuelta – sonrió.
¡¿Qué?!, ¡¿Escuche bien?!, ella se dio vuelta y pude ver su hermosa cara, con algunas modificaciones,  pero sus facciones siguen siendo las mismas. Si modificaciones, ella tenía piercings, si uno en la nariz y uno dentro de la nariz, creo que se llama septum, se ve bien pero, estaba acostumbrada a su cara anterior, era más angelical, su cabello había cambiado, era azul en algunas partes, tenia maquillaje, bastantes oscuros pero finos, le venían a su cara, su estilo a cambiado bastante, pero me gusta como se le ve, un poco más rockero, dura, es sexy, de la nada los recuerdos vinieron, ella parece no acordarse de ellos, porque de la nada me sonrió y y me abrazo.
Tu: tanto tiempo Tom – me sonrió.
Tom: mucho tiempo – le sonreí forzadamente.
Tu: me alegra que estés bien – sonrió, ¡Vamos Tom!, deja de mirarla así, es un chica… un chica de la cual sigo enamorado.
Tom: me alegro de que tú también – me volvió a sonreír, deja de mirarla, esa sonrisa me vuelve loco.
Tu: les tengo una sorpresa – sonrió.
Simone: ¿De que hablas? – la miro con sorpresa.
Tu: bueno, en estas vacaciones, estuve en muchas partes y me acorde de ustedes, entonces les traje unos regalos – sonrió – espérenme un momento, los iré a buscar – se paro y se fue al segundo piso.
Tom: ma’, ¿Por qué no me dijiste, que vendría ella? – le dije un poco malhumorado.
Gordon: Tom, yo le dije – me miro – lo lamento.
Tom: olvídenlo ya – me pare y fui a la cocina, en busca de un vaso de agua.
Tu: lamento venir a interrumpir tu tranquilidad Tom – me sorprendí y me di vuelta – no quise hacerlo, pero Gordon insistió en que me quedara aquí, realmente lo siento Tom – bajo la mirada y se fue.
¿Pero que hice?, tonto, tonto Tom, deje el vaso en lavaplatos y me fui al living, ahí estaban todos hablando.
Tu: bueno aquí están los de Bill – se acercó y le entrego una bolsa grande – aquí están los de Gordon y Simone, hay unos especiales para cada uno – se lo entrego – y estos son tuyos Tom – me entrego una bolsa, me sonrió y sé sentó – están separados, es decir, los de las bolsas verdes son de India, los de las bolsas rojas son de China y los de las bolsas azules son de Japón – sonrió.
Bill: ¡Que hermoso!, muchas gracias (tu apodo) – la abrazo.
Simone: muchas gracias hija, es precioso – le beso la frente.
Gordon: te acordaste – rio, al ver una caja de puros.
Tu: era obvio, papá y tú, son muy parecidos, es decir eran…  - hubo un silencio, bastante notorio.
Simone: ¿Qué tal si pasamos a la mesa? – tratando de cambiar el ambiente.
Tu: una gran idea, te ayudare – le sonrió y se paro a la par de mamá.
Note como su cara, de la nada se volvió triste, tuve unas ganas enormes de abrazarla, pero no somos nada… solo unos conocidos que viven juntos… suena realmente asqueroso, pero era la realidad, ya no somos nada. Ayudo a mamá a poner los platos, cuando nos sentamos.
Simone: espero que les gusta – sonrió.
Bill: gracias ma’- le sonrió.
Tu: itadakimasu – aplaudió y coloco su frente cerca de las manos.
Cuando dijo eso, quede ¿¡WTF!?, la quede mirando, pero ella seguía comiendo, cuando se dio cuenta sobre la situación, nos miro a todos y se sonrojo.
Tu: lo lamento – miro hacia abajo – pero me quede pegada en Japón con eso – sonrió.
Gordon: no te preocupes – sonrió – no pensé que aprenderías rápido – río.
Tu: ni yo, Gordon – sonrió.
En la cena estuvimos hablando sobre los viajes de (tu apodo), bueno, hablaron, por que yo no articule ninguna palabra, nos contaba como la había pasado y esas cosas. Ya bastante tarde, haciendo sobremesa, le sonó su celular, pidió disculpas y se paro, de la nada empezó a hablar en un idioma distinto, mientras mis tres parientes seguían hablando, yo la escuche hablar. Se rio y de repente decía cosas con un tono distinto, al acercarse a la mesa me pregunto muy bajo, ya que los otros seguían hablando.
Tu: espero que te gusten tus regalos – sonrió y yo me puse nervioso.
Tom: este… todavía no los abro – miré abajo.
Tu: ¡Oh! Bueno, espero que sean agradables para ti – miro a los demás.
Después de conversar un rato más, nos fuimos a dormir, cuando llegue a mi habitación con los regalos, me senté en mi cama y los abrí, eran varios cigarros, de varias parte, una polera y una expansión, unos recuerdos de cada lugar, me dirigí a la habitación de (tu apodo), toque una tres veces pero nadie me contestaba, así que entre la puerta no estaba con seguro. La vi con un ropa, bastante ancha y sentada con los pies cruzados, tenía lo audífonos puesto, el porqué de no escuchar mis golpes, de la nada ella canto un “Ya no somos como antes, las mañanas no son tibias, ya no me haces cariño, cuando duermo”, sonó bastante hermoso, le toque la espalda y ella se volteo, no traía maquillaje, era de la misma forma que la recordaba, pero con piercing y pelo azul.
Tu: lo lamento, no te escuche – rio y se quito los audífonos.
Tom: no hay problema, te venia a agradecer por lo regalos – le sonreí.
Tu: ¿No hay drama verdad? -  me miro.
Tom: no, no lo hay – le trate de sonreír.
Tu: entonces estamos a mano ¿Si? – me dio la mano, en forma de cerrar un trato.
Tom: le tome la mano – no lo hay… - suspire – bueno yo me voy te dejo hacer lo que hacías – sonreí.
Tu: vale, que duermas bien – me miro con una sonrisa en su cara.
Tom: tú igual, nos vemos – salí de ahí y me quede parado detrás de la puerta.
No puedo creer el cambio y su forma de actuar, hace como si nada hubiera pasado entre nosotros, no se si es bueno o es malo, todo gira y es muy raro, yo cambie, ella cambio, las cosas cambiaron, ya nada es igual, ya nada volverá, por que tuve la culpa, cada día me arrepiento de lo que hice, pero no hay algo que puede hacer para que el tiempo se devuelva…
Mi cuerpo tiembla, esto va a pasar, mejor otro que no me haga sufrir mas, pero contigo me siento bien casi siempre, aun que no hoy ni ayer”, nuevamente su hermosa voz salió y cada vez la canción que canta, me llega en cierto sentido
Ya no somos lo de antes…

Holaaa c: si es tarde pero les explicaré todo, entre al colegio y pensé que el primer mes no sería tan difícil ya es el primer mes, además que yo no tuve clases por 8 meses por que mi colegio se fue a toma, entonces esta la embarrada, por que hay niñas que repitieron, como hay otras que pasaron, al punto, me llenas de pruebas o tareas, tenía este capitulo a la mitad, pero no había podido por tiempo, y la próxima semana lo veo dudoso, veré si puedo subir el sábado por que igual mis papas no estarán pero me tengo que matar estudiante, haré lo que pueda, espero que les guste este capitulo nuevo, de la segunda temporada, habrán muchas cosas nuevas, otra cosa, los capítulos tendrán nombres de canciones en esta ocasión es "Que Sería de Francisca Valenzuela", eso... espero que les guste, comenten por favor, las quiero <3

martes, 28 de febrero de 2012

Capitulo N° 38 "Adiós Tom"

Cuando llegue a la puerta de la habitación de Tom y mía, se me cayeron las bolsas, si soy un poco torpe. Abrí la puerta y me sorprendí con la escena que me encontré, inmediatamente, mis ojos me traicionaron y hicieron caer las lagrimas, nunca pensé que esto me ocurriría, las cosas cambian…
Salí tan rápido de ahí que no me fije a donde me metí, solo pude sentir que caí en algo blando, lo único que se vino a la cabeza fue llorar y enrollarme, como en posición fetal, no puedo creer que Tom, si Tom, él que me prometió nunca hacerme daño, que juro que me amaba, él me pudiera engañar y en la primera fiesta que pasamos como pareja,  mi cabeza hacia replay a las imágenes de Tom con aquella chica, en nuestra cama, donde por primera vez me entregue a un hombre, un estúpido alienígena pervertido llamado Tom que aun amo…
Después de un rato en donde me quede callada y mirando el techo, se me vino a la mente unas palabras “Aprovecha las oportunidades que se te dan”. Tome rápidamente mi celular y marque el primer numero de las llamadas recibidas, si a mi mamá, espere un poco, cuando me contestaron.
Conexión Telefonica:
Tu: ¡Alo Mamá! – dije un poco rápido.
Tu Mamá: ¡Wooow!, (tu apodo) no pensé que me llamarías inmediatamente y ha estas horas – río.
Tu: lo lamento – me sonroje un poco – tengo solo un pregunta – dije un poco nerviosa.
Tu Mamá: por supuesto, ¿Por qué? – río.
Tu: quiero ir contigo – dije decidida, espero que no me pregunto el cambio de opinión.
Tu Mamá: excelente – sono feliz – ¿Cómo lo hacemos?
Tu: no te preocupes, yo llegare alla, más o menos en dos horas más.
Tu Mamá: bueno es decir que llegaras a las 7 A.M., bueno te espero.
Tu: esta bien, nos vemos, adiós.
Tu Mamá: adiós – corto.
Me pare lo más rápido, que me Marie, al ver bien, me fije que estaba en mi pieza, bueno en la antigua, me quede parada mirándola un poco, al despertarme o mejor dijo despabilarme,  empecé a guardar mi cosas en maletas, en las mismas en que llegue a esta casa, al terminar con mi pieza tenía que ir la pieza de Tom, al entrar me encontré con él y la chica, abrazados, no pude evitar dejar caer unas lagrimas, saque mis cosas y las metí en el bolso, salí despacio no quería meter bulla. Deje los bolsos en la entrada de la casa, ya no quedaba nadie, supongo que Bill tiene que estar en su habitación, subi nuevamente a mi pieza y escribí dos cartas, una para Gordon y la familia completa, explicando el por que mi ida y la otra a Tom, una las deje en el desván, antes de eso, llame a Gordon, lo desperté, pero al parecer no le incomodo, le explique un poco y le deje algunas cosas para que él estuviera atento. Antes de irme subí a la pieza de Tom, abrí su puerta, seguían en la misma posición, nuevamente la tristeza me movió, pero resistí. Deje la carta encima de su velador, al igual que todo lo que él me había regalado, me acerque, le bese la frente, de ahí la nariz y su mejilla, y por último en sus labios, al levantarme, sin querer unas lagrimas cayeron en sus mejillas, me levante rápido y salí de casa, había llamado un radio taxi, así que me esperaba afuera de la casa, al llegar a la casa de mi mamá, subí al departamento, lo demás fue demasiado rápido, mamá ya tenía todo listo, es más alcance a saludarla y salimos volando al aeropuerto, rápidamente nos subimos a un avión con destino a China, espero que sea una aventura entretenida…
Narra Tom:
¡Oh rayos! Estúpido sol, te mataré. ¿Cómo llegue a mi cama?, si se que no he abierto mis ojos pero sé que es mi cama, que bien dormí, ayer (tu apodo) se comporto como toda una salvaje, no sabía que tenia esa faceta, me senté en la cama y bostece, me di vuelta para ver la cara de (tu apodo), pero me lleve la sorpresa de que no era mi chica especial, era Katrinna, una chica que conocí con ayer en la fiesta es decir que ayer me acosté con ella… rápidamente me levante y fui en busca de (tu apodo), pero ni rastros de ella, la busque en su habitación, pero ni siquiera encontré rastro de ella, me senté en la cama y me di cuenta de que no estaba su ropa, no creo que (tu apodo) se allá ido, pero no sé donde más podría estar. Me fui a mi pieza de nueva y abrí el closet y vi si estaba la ropa de (tu apodo), y nada, empiezo a creer en la teoría de que se allá ido, toma un poco de sentido, Katrinna ya se había ido, era un dama de compañía o más conocida como puta, me senté en mi cama con la cabeza en las piernas, esto me esta desesperando un poco, me acerque al velador y vi el collar de (tu apodo) y una carta, la tome desesperadamente y la leí.
Bueno, nunca pensé que esto acabaría de una forma tan horrible, pero yo no tome esa decisión… Me gustaría terminar esto de cara, pero alguien me dijo “aprovecha las oportunidades” y tome una decisión, muchas gracias por todo, por el amor que entregaste, por la ternura, por el cariño que me diste, espero que tengas un buen pasar, que todo sea bueno para ti.
Fuiste mi primer amor, verdadero y único, fuiste el primer hombre en mi vida, esto me duele mucho… y creo que es mejor que te diga adiós ya… te amo y mucho, espero verte en un tiempo más...
                                                                         Adiós Tom

Cada palabra, hizo mover mi corazón. Algo húmedo cayó a mis piernas, me toque la cara y eran lágrimas, puedo decir que (tu apodo) fue mi primer amor, mi primera vez que hice el amor, será la primera vez que llore por una chica y un sin fin de cosas… Me acosté en mi cama, mirando el techo y, pues, llorando, si llorando por (tu apodo), todo esto es mi culpa.
Bueno ayer estaba en la fiesta, en el sillón tomando un Cuba Libre, cuando de la nada se me acerco Katrinna, me pareció una chica simpática, nos pusimos a conversar, me hizo reír, las copas aumentaban y la postura correcta, se alejaba, cada vez me sentía más ebrio, pero no me detuve, nunca me he detenido cuando se trata del alcohol, de lo demás no me acuerdo nada, hasta hoy en la mañana, soy un inútil estúpido cerdo que no piensa en sus acciones y sé que este ha sido el peor error de mi vida…

El último capitulo :c si es muy triste pero ya tengo casi escrito el primer capitulo de la segunda temporada, van a ver unos cambios un poco radicales, espero que les gusten, quiero publicar el próximo como el lunes, todavía no lo sé, comenten por favor c:

domingo, 26 de febrero de 2012

Capitulo n° 37 "Todo Cambia"

Pase otro rato, donde seguimos conversando, de ahi nos fuimos a acostar. A la mañana siguiente me levante más temprano, es decir antes de Tom, según él, eso es temprano, es un poco absurdo pero siempre me rió de sus chistes. Fui a la cocina en donde me encontré con Bill, que tomaba un sorbo de su taza de café.
Tu: ¡Buenos días Bill! - le sonreí.
Bill: ¡Muy buenos también! - sonrió.
Tu: ¿Que haces? - tome una taza y me senté a su lado.
Bill: solo pensaba en hoy - me miro - ¿Tu llegaras a tiempo?
Tu: supongo, no creo que llegue muy tarde, si iremos en la tarde al centro comercial - reí.
Bill: ¡Ahh! pensé que no llegarías - suspiro tranquilo.
Tu: tengo que llegar, ¿donde dormiré? - reí -  ¿En el patio?
Bill: yo solo preguntaba - dijo inocente.
Tu: eres un bobo, igual que Tom - me pare y deje mi taza en el lava platos.
Bill: ¿Le preparas el desayuno a Tom? - se puso al lado mío.
Tu: si, se que el muy flojo no tendrá ganas de levantarse a comer y no quiero que se quede sin comida - reí -se que hoy tomara y le puede afectar el doble, ¿Por favor Bill preocúpate de que al almuerzo coma?, es lo único que te pido - le sonreí.
Bill: deja de preocuparte - me toco la cabeza con la mano - yo trataré de cuidar a Tom, mientras tú estas afuera - sonrío.
Tu: gracias Bill - lo abrace.
Le prepare el desayuno a Tom, después de llevárselo, me lo agradeció un monto, le pedí que se portara bien mientras no estaba en casa y que tuviera cuidado con las personas que vinieran, no quería que nada malo pasara.
Pase otro rato, donde seguimos conversando, de ahi nos fuimos a acostar. A la mañana siguiente me levante más temprano, es decir antes de Tom, según él, eso es temprano, es un poco absurdo pero siempre me rió de sus chistes. Fui a la cocina en donde me encontré con Bill, que tomaba un sorbo de su taza de café.
Tu: ¡Buenos días Bill! - le sonreí.
Bill: ¡Muy buenos también! - sonrió.
Tu: ¿Que haces? - tome una taza y me senté a su lado.
Bill: solo pensaba en hoy - me miro - ¿Tu llegaras a tiempo?
Tu: supongo, no creo que llegue muy tarde, si iremos en la tarde al centro comercial - reí.
Bill: ¡Ahh! pensé que no llegarías - suspiro tranquilo.
Tu: tengo que llegar, ¿donde dormiré? - reí -  ¿En el patio?
Bill: yo solo preguntaba - dijo inocente.
Tu: eres un bobo, igual que Tom - me pare y deje mi taza en el lava platos.
Bill: ¿Le preparas el desayuno a Tom? - se puso al lado mío.
Tu: si, se que el muy flojo no tendrá ganas de levantarse a comer y no quiero que se quede sin comida - reí -se que hoy tomara y le puede afectar el doble, ¿Por favor Bill preocúpate de que al almuerzo coma?, es lo único que te pido - le sonreí.
Bill: deja de preocuparte - me toco la cabeza con la mano - yo trataré de cuidar a Tom, mientras tú estas afuera - sonrío.
Tu: gracias Bill - lo abrace.
Le prepare el desayuno a Tom, después de llevárselo, me lo agradeció un monto, le pedí que se portara bien mientras no estaba en casa y que tuviera cuidado con las personas que vinieran, no quería que nada malo pasara.
A la hora acordada con mi mamá, me pare afuera de la casa, no fueron más de 2 minutos, cuando su auto llego, directamente, nos fuimos al centro comercial y pasamos a comer sushi.
Tu mamá: es una lastima que me tenga que ir mañana - me miro con nostalgia.
Tu: aun así nos pudimos conocer más - le sonreí.
Tu mamá: eso es verdad - hizo una pausa y tomo un sorbo de su bebida -¿Estas segura de que no quieres ir conmigo de vacaciones? - me miro.
Tu: totalmente segura, quiero pasar las vacaciones con los chicos... tal vez en otra ocasión - le sonreí.
Tu mamá: bueno había que intentarlo, hasta el último momento, en todo caso si cambias de parecer hoy me acostaré tarde - me sonrió.
Tu: es bueno saberlo - me lleve un bocado a la boca.
Así se nos paso la tarde y bueno un resto dela noche, entrabamos a tiendas y mi mamá, todo lo que yo decía que era lindo, me lo hacía probármelo y me lo compraba, no entendí su actitud, no me deja contradecirla. Al llegar a la entrada de la casa, la música ya se escuchaba, mi mamá solo río.
Tu mamá: muchas gracias por estar conmigo, aun que no me lo merecía - me sonrio.
Tu: tenemos que saber perdonar - la mire - muchas gracias a ti por una tarde muy entretenida y por todas la cosas que no eran necesarias - reí.
Tu mamá: no sé cuando te veré de nuevo, pero mantenemos el contacto por teléfono y e-mails, ¿Te parece?
Tu: por supuesto, nos vemos, adiós - le bese la mejilla.
Tu mamá: nos vemos, cuídate - me respondió el el gesto.
Al bajarme, me despedí en señas y ella se fue, al entrar vi a un montón de jovenes, a algunos los conocía, eran de nuestra instituto, en medio de la multitud buscaba alguna señal de Tom o Bill, pero nada, y realmente me sorprendide un momento a otro me encontré con Liz.
Tu: ¡Liz!, ¡Tanto tiempo!- la abrace con todas las bolsas en las manos.
Liz: (tu apodo), se ve que te fue bien con tu madre - rio.
Se que últimamente no nos hemos visto, pero seguimos siendo muy amigas, siempre nos llamamos y nos contamos todo, como cuando me llamo, por que había intimado con Bill, por primera vez, yo hice lo mismo, somos un poco tontas, pero es divertido.
Tu: Liz, ¿Has visto a Tom o a Bill?- le pregunte cerca de su oído, ya que la música estaba muy fuerte.
Liz: a Bill, lo vi cerca de la cocina, fue a buscar un poco de cerveza - río.
Tu: okey, muchas gracias - le sonreí y me fui en busca de Bill.
Liz: ven, apúrate y así disfrutamos de la fiesta – me sonrío.
Tu: bueno bueno – le sonreí de vuelta.
Seguí caminando en busca de algunos de los gemelos, obviamente me gustaría encontrarme con Tom. Llegue a la cocina y ahí estaba Bill, con dos vasos de cervezas en las manos.
Tu: ¡Bill! – le grite feliz y me acerque corriendo a abrazarlo.
Bill: ¡Pequeña! – me abrazo – al parecer te fue bien – río al ver todas las bolsas en mi mano.
Tu: mamá no me dejo de comprarme cosas, cada cosa que veía me la compraba, era una compradora compulsiva como tú Bill – reí.
Bill: oye no te burles de mí, que me vengare por todo – sonrió.
Tu: bueno tonto, ¿Sabes donde esta Tom? – le pregunte.
Bill: hace un rato lo vi abajo pero se me perdió de vista – levanto sus hombros, en señal de desconocimiento.
Tu: okey… - lo mire un poco perdida.
Bill: pero no te preocupes, sé que aparecerá – me sonrío.
Tu: bueno en ese caso, iré a dejar mis cosas a la habitación, para poder disfrutar un poco de la fiesta – le sonreí y me fui de ahí.
Vi a tanta gente, tenías ganas de divertirme, subí las escaleras, según los chicos, habíamos acordado que no se utilizaría el segundo piso, no queríamos que quedara muy sucio, de fondo se encontraba la canción One More Time de Daft Punk, son unos copiones, yo se la pegue a Bill y Tom. Cuando llegue a la puerta de la habitación de Tom y mía, se me cayeron las bolsas, si soy un poco torpe. Abrí la puerta y me sorprendí con la escena que me encontré, inmediatamente, mis ojos me traicionaron y hicieron caer las lagrimas, nunca pensé que esto me ocurriría, las cosas cambian…

Si como les había dicho, el final de la primera temporada ya se acerco, me queda un capitulo más y sería, espero que les guste y también la segunda temporada, comenten por favor, y eso, las quiero <3

lunes, 30 de enero de 2012

Capitulo N° 36 "Aprovecha esa oportunidad"

Después de dos semanas de mi cumpleaños, un día viernes específicamente, alguien me llamo a mi celular, esa persona era mi mamá.
Conversación Telefónica:
Tu mamá: ¿Alo (tu apodo)? 
Tu: ¿Si? - dije con un tono feliz.
Tu mamá: mira te quería decir algo muy importante - dijo un tanto nerviosa.
Tu: bueno - me levante y me fui al patio de atrás y me senté en las sillas de allí - dime lo que quieras - sonreí.
Tu mamá: lo que pasa es que yo de Alemania me voy el domingo en la madrugada y bueno se que tu ya terminaste hoy tus clases y esas cosas, entonces te quería  invitar a que te fueras de vacaciones conmigo, haríamos un tur por Europa y Asia, tal vez India, todo depende si nos alcanza el tiempo, ¿Que te parece? -dijo un poco rápido y feliz.
Tu: ¡Wooow!  - dije sorprendida - ¿Cuando se te ocurrieron estas vacaciones?
Tu mamá: la verdad es que hace uno 20 o 15 minutos, fue algo espontaneo, ¿Y por que no? -dijo un poco riendo.
Tu: es una propuesta espectacular, pero no lo sé, se suponía que iríamos Tom, Bill y yo, a la playa juntos, pero todavía no es seguro - le dije un poco triste, si en cierto modo, sería una aventura conocer nuevos países pero ya me había puesto de acuerdo con los chicos - pero, ¿hasta que día te puedo avisar? - le dije en un modo de alegría.
Tu mamá: yo creo que hasta el domingo antes que me vaya - río.
Tu: bueno, si los del viaje a la playa no resulta, te aviso para ir de vacaciones contigo - sonreí.
Tu mamá: me parece, estamos al habla - sonó feliz así antes que se me olvide, mañana te parece si vamos a comer en la noche, como cena de despedida, por si acaso, ¿Que dices? - dijo un poco triste.
Tu: me parece una estupenda idea, ¿A que hora? - le dije feliz para que se animara.
Tu mamá: que tal a las 5 p.m. te quiero llevara a otra parte antes.
Tu: bueno, entonces mañana a las 17:00 hrs. - sonreí.
Tu mamá: hasta mañana, adiós.
Tu: adiós - cortamos las dos al mismo tiempo.
Al cortar me pare de la silla y entre nuevamente a la casa, ahí vi a Tom sentado en el sillón.
Tu: ¿Que haces? - me senté a su lado
Tom: veía televisión - paso su brazo por mi espalda - ¿Con quien hablabas? - me miro.
Tu: con mi mamá - le sonreí.
Tom: ¿Y que te contaba? - miro hacia el televisor y cambio de canal.
Tu: bueno... - le conté todo a Tom, todo le del viaje y la salida de mañana, me escucho atentamente... - no sé si ir o no, tampoco se si vamos a ir a la playa... - dije dudosa.
Tom: yo digo que tienes que ir, es una nueva aventura, países que no conoces, comida, cultura, me suena interesante, yo digo que vayas, a la playa los tres podemos ir siempre... - me sonrió.
Tu: entonces, ¿Tu dices que vaya? - lo mire.
Tom: lo que yo digo es que vayas a donde tu quieras estar, si con nosotros o que ella, cariño - me beso suavemente.
Tu: esta bien, lo pensare - lo abrace.
Compartimos todo el día, en la noche, cuando cenábamos, alrededor de las 20:00 hrs.
Simone: chicos, Gordon y yo, nos iremos de viaje hasta el martes . sonrió.
Bill: ¿Cuando? - dijo y se echo una cuchara a la boca con comida.
Gordon: dentro de dos horas un taxi nos viene a buscar - tomo un sorbo de su bebida.
Simone: chicos, se tienen que portar bien, ya tienen la edad suficiente, no quiero desorden, ¿Entendido?
Bill y Tom: ¡Si mamá! - rieron.
Simone: (tu apodo), por favor te los encargo, tu ya sabes como son, así que por favor cuídalos - sonrió.
Tu: bueno - reí.
Después de que Gordon y Simone se fueran, los tres no quedamos hablando en la sala de estar.
Tom: Bill, se me ocurrió una idea - lo miro con una mirada de niño travieso.
Bill: creo que es lo mismo que yo pienso - rió
Tu: ¿Que planean tontos?- los mire a ambos.
Tom: solo una pequeña fiesta, para divertirnos -sonrió y me beso una mejilla.
Tu: no chicos, Simone no les dio el permiso - dije un poco dura.
Bill: vamos (tu apodo), sera un fiesta pequeña, solo por entretención - sonrió.
Tu: al fin y al cabo no estare a eso de las 22:00 hrs. mañana saldre en la tarde y volvere alrededor de esa hora . mire a Bill.
Tom: ¿Pero nos dejaras? - miro con cara de perrito.
Tu: esta bien , pero que no sea muy alocada, ¿Entendido?
Bill y Tom: ¡Si mamá! - dijeron tiernamente.
Paso otro rato, donde seguimos conversando, de ahí nos fuimos a acostar. A la mañana siguiente...

Hola! c: espero que les guste el capitulo, muchas gracias a la chicas que me desearon lo mejor con mi desgarro, le digo que ya estoy mejor, también les tengo una noticia, esta primera temporada ya esta por terminar, no le veo más de dos o tres capítulos, tal vez uno no lo sé, en la segunda temporada van a ver mucho cambios, bueno eso, comenten por favor se le quiere <3

jueves, 26 de enero de 2012

Capitulo N° 35 "¿Estas segura?"

Los dos subimos y nos acostamos en nuestra habitación, de un momento a otro, las cosas empezaron a subir de temperatura, un frenesí, los besos eran adictivos, igual que las caricias llenas de sentimientos, pasión, lujuria, amor, ternura, no podría decidirme por una, no estabamos pensando las cosas muy bien... espera... ¿Estara segura de esto?
Tom: deje de besarla - espera... (tu apodo) - me pare y le di la espalda.
Tu: Tom - rió tiernamente - date vuelta...
Tom: estoy mas que seguro que tú no quieres hacer esto - dije un poco despacio.
Tu: puso sus brazos alrededor de mi cintura, haciendo una especia de cariño desde la espalda - Tom, si no hubiera querido, no te hubiera dejado hacerlo, pero no te he dicho nada, tú eres el que saca conclusiones apresuradas - lo voltee - estoy más que segura, si... quiero que seas mi primera vez, te amo demasiado y esto lo hago por amor - me sonrió y me beso la mano.
Tom: ¿Completamente segura? - la mire dudoso.
Tu: agáchate - la tome por la cintura y la subí más o menos a mi altura - te amo y si quiero, quiero hacer el amo contigo - me beso.
La apegue más a mi cuerpo, sin dejar un espacio entre los dos, la seguí besando, ella puso sus piernas alrededor de mi cintura, haciéndolo más fácil, camine rápido hacia la cama donde me tire encima de ella, no causándole daño, la fogosidad del momento estaba tomando el control... Con suavidad le saque la polera, pero no dejando de lado lo salvaje, con la mayor precaución para que no le pasara a llevar nada, ella supo manejar la situación, me saco mi polera y me beso el cuello, trate de ahogar los gemidos pero era imposible, sabe como hacerme sufrir, la seguí besando, me deshice de su brassier, dejando ver sus hermosos pechos, eran algo maravillosos, los bese suavemente, logrando un placer en (tu apodo), que no puedo controlar dejando salir agudos gemidos, seguimos con las caricias y besos, cuando tomo la iniciativa ella, se poso arriba mío, bajo mis pantalones, dando a conocer la erección de mi miembro, de un momento a otro, ella lo llevo a su boca, empezando a jugar con él y haciéndome sufrir a mi, al pasar un rato no aguante y entre gemidos le pude decir que se detuviera, no podía dejar esto así, cambiamos nuevamente de posición, yo arriba de ella, me acorde y me fui a mi velador, de ahí moví unos papeles y saque un preservativo, tenemos que cuidarnos, me encantaría que tuviéramos hijos, que mi mujer sea (tu apodo), pero ella tiene sueños y quiero que los cumpla, que disfrute de su vida, me lo coloque y al volver a posicionarme cerca de ella, pude escuchar su respiración agitada, ¿Por que tiene que ser tan hermosa?...
Tom: aun... puedes... arrepentirte... - suspire.
Tu: ya... te lo dije... - sonrió y me beso.
Tom: prométeme, que si... llego a hacerte... daño... gritame... terminare con todo... si lo haces... - la mire a los ojos.
Tu: te lo prometo... Tom- sonrió y me beso nuevamente.
En un movimiento suave, penetre a (tu apodo), ella lanzo un gran gemido, por el cual me asuste.
Tom: ¿Estas bien? - suspire, ella movió la cabeza en forma de aprobación.
Segui con movimientos lentos que se fueron tornando en rápidos, cada vez los dos gemíamos más fuertes, al pasar un rato pudimos llegar al orgasmo, por primera vez en mi vida he hecho el amor, con la persona más importante para mi, a la persona que amo, a la mujer más hermosa, (tu apodo)...
Tu: te amo Tom - me beso suavemente.
Tom; yo más (tu nombre)... -la volví a besar y la recargue en mi pecho, a los cinco minutos después, ella se había quedado dormida, la acomode mejor, al separarnos, ella lanzo un pequeño gemido que hizo que se girara en dirección contraria a la mía, la quede mirando por un momento - eres lo mejor que me ha pasado - sonreí.
Me levante de la cama, en el suelo encontré mi bóxer, me los puse, empece a ordenar un poco el desorden de la habitación, levante el vestido de (tu apodo), su ropa interior la deje arriba de la cama, se la iba a poner, será difícil pero se que después en la mañana (tu apodo) se va a sentir avergonzada, la conozco, reí despacio. Luego de ordenar algunas cosas y de ponerle la ropa interior a (tu apodo), vaya problema, pero lo hice, ni siquiera se despertó, me acosté, la abrace por la cintura, su espalda junto a mi pecho, de a poco fui cerrando los ojos y de ahí nos desperté hasta que los rayos de sol, me llegaban a la cara, me sobe los ojos y mire el panorama, ella seguía durmiendo a mi lado, me senté en la cama y la mire, se me ocurrió besarle la espalda, a ver si despertaba, empezó a reírse, al parecer le daban cosquillas.
Narras Tú:
De repente sentí pequeñas cosquillas en mi espalda, cosa que me hizo reír, al darme vuelta vi a Tom sonriendo.
Tu: no lo hagas - le suplique - sabes muy bien que soy cosquillosa, hacer eso es como una venganza y que yo sepa no te he hecho nada malo - lo mire y me acerque a su cara.
Tom: la verdad es que me haz hecho sentir de maravilla -  me apego mas a él - lo de anoche se podría volver a repetir - me miro picaronamente.
Tu: ¿Con lo de ayer no te basto? - le respondí riendo.
Tom: no es eso, ayer fue increíble, por eso quiero volver a experimentarlo, ¿Te parece? - me hizo cariño con su maño en mi mejilla.
Tu: eres un tonto - lo bese.
Tom: que depende totalmente de ti - me beso apasionadamente.
Tu: tengo una dudo, ¿Como es que llegue a tener mi ropa interior? - le dije un poco sonrojada.
Tom: ayer te dormiste antes, entonces me puse a ordenar un poco la habitación, por si llegaba alguien y como se que todo esto de estar desnudos te pone nerviosa, decidí ponerte la ropa, debo decir que fue difícil, no se como pude resistir tal tentación - se rió y yo lo golpee en el pecho - mejor ve a bañarte, yo iré al del pasillo . me beso la mejilla.
Tu: esta bien - le sonreí.
Tom: te espero abajo - me devolvió la sonrisa.
El resto del día fue en familia, alrededor de las 14:00 hrs. llegaron los demás, en donde nos quedamos conversando, así fue el resto de la semana, nada fuera de lo común...
Después de dos semanas de mi cumpleaños, un día viernes específicamente, alguien me llamo a mi celular...

Lamento la demora, pero tengo mis explicaciones, primero que todo mis papas me retaron, en vacaciones, ¿Pueden creerlo?, pero que va, me retaron con el computador, de ahí me caí y me desgarre un musculo de la clavícula, tengo tanta mala suerte, no pude escribir alrededor de una semana, fue lo peor D: es mas todavía si hago cosas muy fuertes me duele, en fin... espero que les guste, es un poco hot, pero ya era hora ¿No?, por favor comenten c: eso se le quiere <3

sábado, 31 de diciembre de 2011

Capitulo N° 34 "No hagan cochinadas"

Tom: vamos - me tomo de la mano y me llevo hasta su auto, donde me abrio la puerta del copiloto.
Tu: Tom, ¿A donde vamos? - dije con una sonrisa en mi cara.
Tom: sorpresa, no te desesperes - río.
Tu: bueno bueno -  me rendí se que Tom, no va a decirme nada.
Tom: ¿Como la pasaste con tu mamá?
Tu: bastante bien, me llevo a una heladería - sonreí.
Tom: ¿Una heladería? - me miro sorprendido.
Tu: ¡Sí!, era gigante y con sabores de helados, que nunca había escuchado - sonreí.
Tom: ¿Como? - rió ante mi comentario.
Tu: a ver había helado de rucula, de tomate, de pimentón y un sin fin de sabores - lo mire feliz.
Tom: ¿Te gusto? - me miro y sonrió.
Tu: si y mucho - y le tome la mano que tenía libre.
Tom: me parece - me volvió a sonreír. 
Así nos fuimos charlando todo el viaje, no se cuantos nos falta y en verdad esto me pone nerviosa quiero saber, a donde me lleva Tom. Al cabo de unos cinco minutos, Tom estaciono el auto frente a un gran hotel, se veía lujoso, es decir por fuera.

Tu: Tom, ¿Donde estamos? - lo mire sorprendida, mientras el le entregaba las llaves al parking del hotel.
Tom: en un hotel - rió.
Tu: tonto, si me di cuenta pero, ¿Por que?
Narra Tom:
(tu apodo), se ve hermosa, realmente mi hermano sabe elegir vestidos, solo espero que (tu apodo) disfrute su día de cumpleaños.
Tom: no reclames más y ven - le sonreí y le tome la mano.
Siempre tan testaruda, bueno en algo nos parecemos, pero me dio risa su cara al llegar al hotel, nos fuimos directo al restaurante, ahí el anfitrión nos pidió los nombre, había dejado una reservación a mi nombre, el no llevo a nuestra mesa, ahí nos ofrecieron vinos y esas cosas...
La noche fue larga, no me, cuesta hablar con (tu apodo), se puede decir que nos complementamos, si suena bastante ñoño y nerd, pero no sabría de que otra forma explicarlo, ya eran las 23:30 hrs. Pague la cuenta y nos fuimos de ahí, quiero llevarla a un lindo parque que queda por aquí, el día que vine a hacer la reservación lo vi.
Tu: ¿Donde me llevas? - sonrió.
Tom: nuevamente...
Tu: me interrumpió - sorpresa - rió.
Tom: así es, no es tan lejos - sonríe.
La lleve en auto hasta el parque, al ver por la ventana, ella solo me sonrió.
Tu: es un hermoso lugar - me tomo la mano y caminamos a una bancas -  gracias Tom, toda ha sido grandioso, este día a sido hermoso - sonrió, no me aguante más y la bese.
Tom. te mereces esto y mucho más - la bese con pasión nuevamente.
Tu: eres un bobo - mi dijo cuando estábamos a escasos centímetros de nuestras bocas.
Tom: y tu hermosa - la bese nuevamente.
Los besos se estaban intensificando, y no era un bueno lugar, si nos ve alguien, se que a (tu apodo), le dará vergüenza.
Tu: Tom... - la bese - estamos en un lugar publico... - la bese nuevamente.
Tom: lo olvidaba, pero es que como resistirse a esos labios - la bese de nuevo - ¿Vamos a casa?- ella solo me asintió.
Nos fuimos tomados de la mano, hasta el auto, de ahí nos subimos y nos fuimos a un ritmo tranquilo en auto. Al llegar a casa, vimos todas las luces apagados, nos sorprendió a los dos, ya que se suponía que los demás estarían a esta hora, llegamos al salon de estar y vimos una nota, (tu apodo) la tomo.
Tu: "Simone y Gordon, no llegaran hoy casa, al igual que yo, saldré con Liz y me quedare en su casa, sus padres no están en la  ciudad, nos vemos y no hagan cosas cochinas. Bill." -  mi novia río al leer lo último.
Tom: ¿Que hacemos? - la abrace.
Tu. miro para arriba, para ver mi cara, aun con zapatos de taco, no supera mi altura - no lo se, no tengo nada  en mente - sonrio.
Tom: ¿Que tal si vemos una película?  - apreté más a mi.
Tu: me gusta esa idea - se paro de puntitas, para poder besarme o tratar, por que tuve que acercarrme a ella.
Los dos subimos y nos acostamos en nuestra habitación, de un momento a otro...

Feliz Año Nuevo, espero que tengan una noche estupenda, también espero que les guste el capitulo, por favor comenten C: